Cómo se calcula el finiquito por despido y sus consecuencias

Cómo se calcula el finiquito por despido y sus consecuencias

¡Cuidado! Antes de firmar el finiquito se ha de saber exactamente qué consecuencias tiene su firma y qué cantidad corresponde legalmente

¿Qué es el finiquito?

El finiquito es el documento que formaliza la extinción de la relación laboral mediante acuerdo entre empresario y trabajador. El artículo 49.2 del Estatuto de los Trabajadores establece que es obligación del empresario presentar este documento. Con el finiquito se declara la extinción del contrato laboral que les unía y además, se establece el saldo de cuentas, que es la liquidación de las cantidades económicas a que deben hacer frente las partes.

Así para que el finiquito tenga validez, debe ser aceptado y firmado por las partes, pero la firma no será nunca obligatoria para el trabajador, ya que podrá no estar de acuerdo con aquellas cantidades que se le proponen. El consentimiento del trabajador se presumirá siempre voluntario, y le correspondería a este probar en procedimiento judicial que ha sido forzado mediante coacción, intimidación o amenazas a firmar el finiquito con el que no estaba de acuerdo. Este documento no está sujeto a ninguna forma concreta y se concibe como una manifestación de la voluntad de las partes que tendrá plena eficacia jurídica.

Cómo se calcula el finiquito por despido

Para el cálculo del finiquito se deberán tener en cuenta los siguientes conceptos:

1.- La nómina del último mes: teniendo en cuenta el día del mes en el que deje de tener efectos la relación laboral, deberemos percibir el salario de los días trabajados ese mes.

2.- Pagas extras no cobradas: nos corresponderá percibir el importe prorrateado de la paga extra del año en curso pendiente de vencimiento.

3.- Horas extras o complementos que no hayan sido calculados en la nómina.

4.- Días de vacaciones no utilizados: deberemos incluir aquí el importe de los días de vacaciones que nos quedaban pendientes a la fecha de extinción de la relación.

5.- Indemnización: este concepto se deberá tener en cuenta exclusivamente para esos supuestos en que la relación se haya extinguido por voluntad del empresario, es decir, se haya producido el despido del trabajador. Así, esta indemnización se deberá calcular conforme las circunstancias del despido y se calculará sobre la base a los años trabajados y los días de retribución que por ley le correspondan.

6.- Cualquier cantidad que nos deban, independientemente del motivo que haya para que no nos la hayan abonado.


4,7 31 reviews

  • Avatar Selina Dranga ★★★★★ Hace 7 meses
    Estoy muy contenta con sus servicios. He ido a varios abogados antes de conocerles … More y sin duda los elegí a ellos. Dedican tiempo para escucharte y solucionarte todas las dudas que te puedan surgir. Trato profesional y a la vez familiar. Precios muy competitivos. Los recomiendo sin duda!
  • Avatar Dani Canbo ★★★★★ Hace 7 meses
    Me han atendido y resuelto mis problemas laborales y ahora estoy mucho más tranquilo … More muchas gracias.
  • Avatar Glauber Miranda ★★★★★ Hace 5 meses
    He recibido asesoría fiscal por parte de ellos y toda la experiencia ha sido muy … More positiva desde el primer contacto.
  • Garantizamos la excelencia profesional
  • Ofrecemos precios competitivos
  • Transparencia y claridad en nuestra actuación
  • ¿Dudas? ¡Llámanos! 935 112 123 

Si no estoy de acuerdo con el finiquito por despido que me propone la empresa

En el caso que el empresario nos presente un finiquito con una propuesta de liquidación de cantidades que no se ajusta a lo que consideras que deberías percibir, deberemos ser muy prudentes en este momento. La propuesta de liquidación, deberemos no firmarla o si somos presionados por el empresario, firmarla con un “NO CONFORME”. Esto nos permite tener el derecho a reclamar a la empresa a posteriori la cantidad que consideramos conveniente, aunque ya nos hayan hecho el ingreso pertinente de lo que firmamos como “no conforme”. No olvidemos que si en ese preciso momento tenemos dudas, el artículo 49.2 del Estatuto de los Trabajadores nos da el derecho a que un representante de los trabajadores esté presente y se encargue de asesorarnos en el momento de la firma. El empresario no podrá oponerse ni impedir su presencia.

Importante: en caso de que el finiquito o la indemnización no sea la correcta el despido se convertirá en improcedente de forma automática.

Una vez firmado con el “no conforme” o no firmada la propuesta, se deberá presentar una papeleta de conciliación ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC). Este trámite comporta una primera oportunidad de negociar los términos que no se están de acuerdo y que propone el empresario.

En caso de llegar a un acuerdo, percibiremos lo que hagamos acordado. Pero si en este en este acto no llegamos ningún acuerdo con el empresario, el siguiente paso es presentar demanda ante el Juzgado de lo Social. Debemos tener presente que es indispensable y obligatorio realizar el trámite del acto de conciliación antes de presentar la demanda. El plazo para interponer demanda es de 20 días hábiles (no cuentan sábados, domingos ni festivos) a contar desde que nos ha sido notificada la carta de despido.

En caso de firmar el finiquito, ya no se podrá reclamar en el futuro perdiendo la oportunidad de impugnar el despido o de recuperar la cantidad faltante. Así que, cuidado con lo que se firma, hay que estar muy seguro antes de firmar.

Es importante no creerse nunca aquello que nos pueda proponer el empresario, promesas del tipo “firma y te arreglo los papeles del paro” o amenazas como “si no firmas no tendrás paro” etc. Debemos siempre ser críticos con las promesas y hacer nuestro propio cálculo para no arrepentirnos luego. Igualmente, ante una situación de extinción de la relación laboral es siempre recomendable acudir a un abogado para asegurarnos de no dar pasos en falso y si es necesario, presentar una demanda contra la empresa para obtener lo que se estipula legalmente como liquidación.

Autor: Raúl Rodríguez Sánchez

Abogado colegiado en el Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona nº 34.148 y Administrador Concursal en ejercicio. Especialización en Derecho de Sucesiones, Bancario y en Reestructuración e Insolvencias, con el objetivo claro de solucionar los problemas económicos de las personas y las empresas.

  1. Maria del mar garcia Says: mayo 19, 2016 at 11:11 am

    El hecho de cobrar un finiquito me perjudica a efectos fiscales, al haber cobrado un dinero extra? ?

    • Gracias por su comentario a nuestro post sobre Cómo se calcula el finiquito por despido y sus consecuencias.
      No. La indemnización en caso de que exista está exenta, y el finiquito propiamente dicho es la liquidación de la parte proporcional de pagas y del mes en curso, por tanto no se considerará fiscalmente como un dinero extra. Gracias de nuevo por su interés en nuestra noticia sobre cómo se calcula el finiquito por despido y sus consecuencias

  2. Buenas tardes,a la hora del finiquito importa si los dos primeros años hacia 40 horas y después reducción a 25 horas,dan el equivalente quiero decir o sólo se basan en los dos últimos años? Es lo justo? Gracias un saludo

    • Gracias por su comentario a nuestro artículo Cómo se calcula el finiquito por despido y sus consecuencias.
      Si es finiquito propiamente dicho (liquidación de vacaciones, pagas extras y mes en curso) no importa que tuviese otra jornada anterior a la finalización del contrato. Pero sí Ud. entiende por finiquito algún tipo de indemnización por despido, entonces sí que importa. Gracias otra vez por comentar “cómo se calcula el finiquito por despido y sus consecuencias”