eEmbargo administrativo de la seguridad social

En cuanto al embargo de la Seguridad Social, nos situamos en el mismo caso que en el embargo de Hacienda, con la diferencia que está regulado en el Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, y el Real Decreto 1415/2004, de 11 de junio, por el que se aprueba el Reglamento general de recaudación de la Seguridad Social

El funcionamiento del procedimiento de embargo Seguridad Social es análogo al embargo de Hacienda, con algunas diferencias que no trataremos para no extendernos mucho. Está sometido la los mismo límites que comentamos en el post sobre el embargo de hacienda.

Transcurrido el periodo voluntario de pago sin que se hubiese pagado la deuda se inicia el procedimiento de recaudación en la vía ejecutiva. Este procedimiento se inicia de forma automática aunque se hayan interpuesto recursos para discutir la deuda.

En el momento de iniciarse la vía ejecutiva se devengan unos recargos sobre la base de la deuda de un 20% hasta un 35%. Este procedimiento solo se podrá suspender si se solicita un aplazamiento de la deuda o si, habiendo interpuesto un recurso, se garantiza la deuda con un aval sobre el principal de la deuda, sus intereses, recargos y costas del procedimiento.

Todos los actos administrativos en sede de la vía ejecutiva también podrán ser impugnados si no se ajustan a la legalidad.

El embargo seguridad social se inicia con la providencia de apremio. A partir de aquí la seguridad social iniciará una investigación de bienes del deudor, que en caso de existir, se procederá a su traba para la posterior enajenación y venta, para aquellos casos que sean bienes mueble o inmuebles. Para dicha venta se efectuará una valoración por parte de la Seguridad Social que deberá de ser notificada a la persona, dicha valoración será susceptible de impugnación si se considera que no es conforme al valor real de los bienes. Una vez enajenados los bienes, si se ha obtenido todas las cantidades que dieron origen al procedimiento más recargos, intereses y costas el procedimiento de apremio finalizará, es decir, el embargo de la Seguridad Social, se alzará para aquellos bienes que hayan resultado sobrantes. En caso contrario permanecerá abierto hasta que sean satisfechos.